Síndrome de Alienación Parental SAP

dscn7878-e1308124429796

Datos biográficos del caso

En este caso la madre es la titular del derecho a visitas, tiene 34 años. El padre el titular custodio, tiene 50 años. Fruto de la relación que durante años mantuvieron nacieron tres niños, la niña pequeña tiene 9 años (E), el mediano tiene 11 años (D) y el mayor tiene 12 años (C).

Problema objeto de derivación al PEF

La decisión de la derivación desde el juzgado al Punto de Encuentro Familiar fue para el reestablecimiento de la relación entre la madre y los tres hijos ya que habían estado más de tres años sin mantener contacto por una orden de alejamiento. El régimen de visitas impuesto fue de visitas tuteladas con supervisión de duración de una hora a la semana.

Evolución del caso

e50fab96155aaf3ab454887f36c7146b--sap-parental

Desde el punto de vista personal, el Síndrome de Alienación Parental (SAP) está considerado dentro del maltrato ya que fomenta conductas que afectan la salud mental de los niños, en este caso la relación con la madre debido a la influencia de su padre, al cambiar la conducta y la percepción que tienen de sus padres y ser influenciados con el objetivo de denigrar a cualquiera de los padres o reducir la importancia de la mismos dentro de la familia.

En el presente caso los hijos llevan sin ver a su padre durante

El Síndrome de Alienación Parental es un proceso que se reconoce como una dinámica en algunas familias divorciadas.  La existencia de este síndrome todavía no ha sido aceptada por la Organización Panamericana de la Salud OMS, ni por la Asociación Americana de Psiquiatría.

La Asociación Americana de Psicología no lo ha reconocido como Trastorno y por eso no aparece como en el DSM-V , sin embargo el sufrimiento que puede causar en sus actores es devastador, porque el daño emocional les afecta toda su vida.

Resultados de la observación

En el caso expuesto se han podido encontrar los siguientes síntomas para diagnosticarlo:

mediación-2

  • Más de tres años sin poder tener contacto o comunicación con su madre debido a orden de alejamiento, tiempo suficiente para crear barreras afectivas de distanciamiento debido al tiempo en el que no han compartido la misma con sus hijos de 9, 11 y 12 años.
  • Dentro de los criterios de Gardner, en el presente caso, podemos rescatar los siguientes: Campaña de denigración, ambivalencia, apoyo al progenitor alienante, culpa, argumentos y escenarios prestados, extensión red social.
  • Distanciamiento de la familia debido a conflictos entre los padres, y resentimientos entre los mismos, los cuales han causado que la comunicación sea poca o escasa.
  • Resentimientos desarrollados a lo largo del tiempo debido a la continua manipulación del padre en contra de la madre, cuando los hijos crecen este resentimiento puede volverse aún en contra del padre debido a la constante manipulación.
  • Rechazo completo hacia todo tipo de regalo materno o muestra de cariño cuando la madre quiere acercarse a sus hijos, lo cual indica la frustración del cumplimiento de rol como madre.

Discusión forense y conclusiones

El SAP está considerado como una forma de maltrato infantil, entre los comportamientos de alerta de SAP se encuentran los siguientes:

  • Insultar o desvalorizar al otro progenitor en presencia del hijo.
  • Impedir el derecho de convivencia al otro progenitor.
  • Implicar al entorno familiar y a los amigos en los ataques al ex cónyuge.
  • Subestimar o ridiculizar los sentimientos de los niños hacia el otro progenitor.
  • Incentivar o premiar la conducta despectiva y de rechazo hacia el ex cónyuge.
  • Influir en los otros con mentiras sobre el otro.

Para el Doctor Gardner el siguiente conjunto de síntomas y fenómenos reflejan el SAP:

  1. El hijo de alía al padre alienador en una campaña de denigración contra el padre alienado, donde el hijo contribuye de forma activa.
  2. Las razones y justificaciones para despreciar y atacar al padre alienado son normalmente pobres, absurdas y hasta frívolas.
  3. El desprecio y enojo del hijo hacia el progenitor rechazado no presenta la ambivalencia normal de las relaciones humanas.
  4. El hijo asegura que la decisión de rechazar y denigrar al padre es propia, sin influencias de ningún tipo.
  5. El hijo apoya sin pensarlo dos veces al padre alienador.
  6. No existe expresión o sentimiento de culpa por parte del hijo acerca de las acciones de denigración y alejamiento hacia el padre.
  7. En los diálogos y sentimientos de los hijos existen escenarios prestados, las expresiones de los hijos reflejan el vocabulario del padre alienador.
  8. La animosidad negativa dirigida hacia el padre alienado se extiende hacia su familia y cualquier persona cercana.

divorcio-puente

Los criterios propuestos por Gardner (1998) para identificar el síndrome de alienación parental son los siguientes (Bolaños, 2002; Aguilar, 2004; Tejedor, 2004):

Campaña de injurias y desaprobación. El niño está obsesionado con odiar a uno de los progenitores asumiendo un papel activo en los ataques injuriosos, despreciativos y malintencionados.

 Razones alegadas para justificar la campaña de desacreditación. El niño plantea argumentos débiles, frívolos y absurdos para no querer estar cerca de su padre.

 Ausencia de ambivalencia en su odio hacia el progenitor. Los niños no muestran los sentimientos buenos encontrados en el progenitor rechazado. Todo es bueno en un padre y todo es malo en el otro.

Autonomía de pensamiento – “pensador independiente”. Muchos niños niegan la influencia del progenitor aceptado, es decir, afirman que las decisiones de odiar al progenitor son suyas.

 Defensa del progenitor aceptado. Los niños aceptan la validez de las alegaciones del padre aceptado contra el odiado, incluso cuando hay evidencia de mentira. Son leales al padre aceptado y cualquier ataque a éste supone un ataque a sí mismo.

Ausencia de culpabilidad. No existen sentimientos de culpa ante los sentimientos del progenitor odiado y en la explotación.

 Escenarios y argumentos prestados. Los argumentos parecen ensayados y usan palabras y expresiones no adecuadas a su edad.

 Extensión del odio al entorno social del progenitor rechazado, a la familia. El niño también rechaza a las personas del entorno del padre no custodio que antes suponían una fuente de gratificaciones psicológicas para él.

Gardner explicada anteriormente, este autor plantea tres tipos de alienación con diferentes intensidades de manifestaciones del rechazo observado en los síntomas que presentan los niños.

 

  Manifestación sintomática Ligero Moderado Severo
Gardner (1998) Campaña de denigración Mínima Moderada Formidable
Justificaciones para el desprecio Mínimas Moderadas Múltiples justificaciones absurdas
Ambivalencia Normal Ausencia Ausencia
“Pensador independiente” Normalmente ausente Presente Presente
Defensa del progenitor alienador Mínimo Presente Presente
Culpabilidad Normal Mínima o ausencia Ausencia
Argumentos y escenarios prestados Mínimos Presentes Presentes
Extensión a red social Mínima Presente Formidable, a menudo fanática

Bolaños (2002) propone una ampliación de esa sintomatología para diferenciar mejor entre los tres tipos de SAP que podemos encontrarnos.

   
Bolaños (2002) Dificultades de transición a las visitas Normalmente ausentes Moderadas Formidables o visitas imposibles
Conducta durante las visitas Buena Intermitentemente antagonista y provocativa Si hay visitas, comportamiento destructivo y provocativo
Vínculo progenitor “alienador” Fuerte, saludable Fuerte. Leve a moderadamente patológico Severamente patológico. Vinculación paranoide
Vínculo progenitor “alienado” Fuerte, saludable o mínimamente patológica Fuerte, saludable o mínimamente patológica Fuerte, saludable o mínimamente patológica

Conclusiones:

La Alienación Parental es un Síndrome que no solo afecta a los cónyuges que han tenido problemas sino a toda la familia que ha dividido sus relaciones y se ha distanciado de sus seres queridos.

Es importante brindar constante apoyo psicológico a la familia que ha sufrido SAP debido a la importancia de restaurar los vínculos afectivos familiares que se han perdido debido a la constante manipulación.

El empoderamiento de los roles familiares en los cónyuges permitirá que ha pesar de la separación, cada uno de ellos puedan ejercer de mejor manera su rol como familia.

La falta de afectividad debido al sentimiento generado por el rechazo, no permite que la comunicación entre madre e hijos pueda generarse, creando vacíos afectivos y cadenas de resentimiento que pueden llegar a desencadenar en comportamientos agresivos.

El Síndrome de Alienación Parental, causa mucha frustración para el cónyuge quien es más afectado en mayor manera, debido a que el rechazo de sus propios hijos pueden llevarle a la depresión o a ideas obsesivas de venganza en contra de su cónyuge.

Propuestas para mejorar:

Luego de un profundo análisis del caso la principal alternativa es que la familia continúe asistiendo a terapia psicológica  para fortalecer su autoestima, especialmente los hijos para que puedan superar la secuela profunda de la separación de sus padres y la continua manipulación de los mismos, con el fortalecimiento psicoterapéutico ellos irán desarrollando su criterio propio y sacando sus propias conclusiones.

La definición de los roles familiares permitirá que los padres interioricen su figura de imagen paterna y materna, independientemente de con quien vivan sus hijos, ellos seguirán siendo los padres naturales aún cuando haya ocurrido una separación, los afectos permanecerán y los nuevos compromisos deben aceptarlo e interiorizarlo.  Todo esto liberará de carga afectiva a los padres inseguros de su paternidad.

Los espacios de comunicación son importantes sin necesidad de que intervenga la parte económica, ya que debemos interiorizar de que no necesitamos gastar dinero para llevar momentos de distracción, se puede salir al parque o a un museo en la ciudad sin necesidad de gastar dinero o aparentar que se tiene dinero para crear espacios de distracción y comunicación.

Brindar abrazos a la familia es crear afectividad y no cuesta nada regalarla a los hijos, lo importante es brindarles tiempo y espacios necesarios, no se necesitan marcas o publicarlos en todas las redes sociales para que todo el mundo ponga un like de afirmación.

La terapia del perdón ayuda a que los padres dejen atrás el pasado, especialmente acepten las disposiciones legales y la voluntad de sus hijos de aceptar con quien quieren vivir, esta aceptación se consigue a través de la continua asistencia a terapia psicológica y la aceptación liberadora de dejar de tener la razón para buscar verdaderamente el bienestar de sus hijos.

Bibliografía:

Guía Infantil, 2017, Recuperado de http://guiainfantil.com/1502/sindrome-de-alienacion-parental-en-ninos-diagnostico.html

Psicología y mente, 2017, Recuperado de http://psicologiaymente.net/desarrollo/sindrome-alienacion-parental-maltrato-infantil

Poliestudios, 2017, Recuperado de http://www.poliestudios.org/campus/mod/page/view.php?id=7908

Alienación Parental, El Síndrome de Alienación Parental SAP,  2017, Recuperado de

http://www.dspace.uce.edu.ec/bitstream/25000/8177/1/T-UCE-0013-Ab-005.pdf

Anuncios